martes, 8 de enero de 2008

COLÓN: ¿PATIO DE RECREO DEL PP?

Hace unas semanas Zapatero -en una entrevista con Buenafuente, a quien pedía disculpas por el retraso, debido a que venía en un tren de cercanías- recordaba cuando, estando él en la oposición, se le tildaba de pancartero. Y no le faltó razón al tildador. El entonces jefe de la oposición al gobierno de Aznar (pues sí, el Gobierno es siempre suplemento a la oposición, quieran o no los socialistas) llegó a convocar una serie de movilizaciones sin precedentes para protestar por los escándalos como el del Prestige, la Guerra de Irak, el accidente del Yak (Tupolev 42)... etc.

Ahora, durante estos 4 años casi de Gobierno Zapatero, la derecha -entendida por la izquierda como los obispos, la AVT, el Foro Ermua, los extremistas, Aznar, Acebes y Rajoy y en ocasiones hasta el Papa (según Pepiño)- ha salido también a la calle, y en concreto a la plaza de Colón, la de la bandera de España de 300 metros cuadrados (aliciente al fervor fascista españolista). Esto ha sido denunciado por los dirigentes socialistas, y como digo, recopilado por el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Al jefe del ejecutivo y sus secuaces se les olvida una cosa: El PP ha convocado sólo una gran manifestación en la plaza que homenajea a Cristóbal Colón: aquella que concentró a mas de 2 millones de personas, según los convocantes; aquella que surgió en respuesta por el traslado del preso De Juana Chaos al Donosti Ospitalea y su posterior alta médica; aquella que se cerró con el tímido pero no poco audible ''Viva España'' de Rajoy. Técnicamente, las demás manifestaciones han sido fruto de la espontaneidad ó preparación (más bien preparación) de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, que ha llegado a contar en todas ellas con la participación de Peones Negros, Foro Ermua, PP, algunos miemros del PA en Sevilla (por los 500 andaluces asesinados por ETA) y los más importantes, los ciudadanos, como aquél que vino de Alcalá de Guadaira hasta el Km.0 de la comunidad andaluza, esto es, hasta el mismo centro de la Plaza Nueva, aquella noche en la que De Juana comía en su casa de Donostia una tortillita de patatas con su novia, lo que calmaba su 'fatídica' huelga de hambre.

Este hombre, funcionario, camisa roja a cuadros al estilo canadiense, se desplazó hasta Sevilla porque, en palabras textuales, ''con la hegemonía socialista en Alcalá, es un suicidio el que un funcionario convoque una concentración como esta, sumándose a las otras que hay por toda España.''

No nos hacía falta más datos para comprobar que desde la falsa agresión y posterior detención de miembros del PP por parte de los señores de José Bono, al PSOE no le compensaba dar la imagen de enemigo defenestrado ante las manifestaciones de la derecha, de la Iglesia, de las víctimas del terrorismo y de toda la rebelión cívica en general, cosas muy diferentes.

2 comentarios:

Hugo dijo...

Dura lex, sed lex, don Rafael. Olvídese un poco de los ppartidoz. Es cierto que la realidad es dura, pero sobre todo lo demás, es prosaica. Porque la ley es dura, realmente dura, para los que no se pueden permitir una buena defensa (que no es el caso ni del Estado ni del terrorista), ni para los que como simples mortales nos queda otra cosa que estar al amparo de ella con todas las consecuencias. Y las consecuencias pasan porque un terrorista, tarde o temprano, cumpla su pena. Don Rafael, si de buena voluntad hablamos, piense usted en otras legislaturas, cuando se redujeron las penas del citado. No le pida al Estado actuar como no debe. Si ha actuado como no debiera expóngalo fuera de criterios personales, o editoriales. Y no me valen ni chácharas en cafeterías con lo amigotes ni referencias a El Mundo. Y si no, como buen y objetivo periodista, compare usted no solo los "favores", entre comillas, prestados a muchos terroristas en gobiernos anteriores con los favores prestados por el actual. O compare el número de atentados. O compare el número de detenciones, participación entre otros estados y demás. Vamos, que al margen de muchísima demagogia, actualmente la cosa, el terrorismo etarra, no es ni el mayor problema de los habidos en la historia de España, ni el mayor padecido por la sociedad española. Y habla usted de manifestaciones que no se pueden comparar a las de La Familia. El accidente (vea usted: accidente. ¿Lo llamamos negligencia?) del Yak, (o de sus tripulantes. Anda que no estoy dando titulares por llamar a las cosas como no se llaman). O el Prestige, que además de manifestaciones pidiendo una subvención expres, movilizó a un par que otro de voluntarios para salvar algo más que unas elecciones. Vamos, que es más fácil gritar con un bocadillo de tortilla y una banderita al sol que la Z está con la eta, que ir de mono a quitar galletas. O que es más fácil ser un patriota de ojalata que un idiota con principios, como usted guste. Y que conste que no todos los voluntarios (me consta y congratula) eran unos progres. Y claro, está la guerra. La de Irak, no la de Perejil. Una tonadilla que canta las azañas de unos chavalitos que ya no saben si defienden la democracia, el mercado, el pelotazo, el pellejo o la coca debida. La cola. Todo sea por la República de España, que dijera el hermanito. Y va la otra señora, y le cuenta a ZP que los muertos les está poniendo EE.UU. Cada vez más por el pelotazo y la coca (la cola, reitero). Que nada, que hay manifestaciones de todo tipo, unas son serias y otras de chipiriflauti. En unas nos ponemos el mono y en otras sacamos la bandera. En unas advertimos de todos los males del universo y en otras mueren españoles por negligencia. Y en otras se intentó evitar una masacre cantada mientras nuestro presi declaraba la guerra a El Mal.
Y a Bono le habría pegado yo, o le habría tirado una tarta de nata, que queda más gracioso que ver si le atino con mi bandera. Y en justicia habría sido apresado y puesto a disposición del juez para dar cuenta de la mala leche que gasto. Pero es que yo soy bobo y me atengo a las consecuencias, no se disimular mis actos ni hay quien gane nada con disimulármelos.

Miguel dijo...

No se que opinas tú, Rafa...pero echo de menos algo en relación a las acciones de los obispos..¿que me dices de eso? ¿Esta legitimado que los obispos usen esas maniobras? ¿Se nos están yendo las cosas de madre?
Como Iglesia que soy (y creo que somos), ya no se si debo contar hasta 10 antes de decir algo de lo que me pueda arrepentir...No se si seguir pensando por una vez, que Z tiene la razón, y que lo que tenemos hoy no se parece en nada a lo que predicó un hombre hace 2000 años...
Muchas veces pienso que nos acercamos a la Iglesia que se encontró Lutero en su visita a Roma...y fíjate la que se montó. ¿Quién tiene miedo hoy de escuchar y darse cuenta que olvidamos cada vez más lo que significa Evangelio?