jueves, 15 de enero de 2009

¿PARA CUÁNDO UNA HUELGA? ¿PARA CUÁNDO?

Es la pregunta que le he hecho a José María Fidalgo al encontrármelo bajando las escaleras del metro. Sí, sí, Fidalgo. Es que Madrid es como Springfield, al final te encuentras al tío más famoso en cualquier rincón. Aunque, de hecho, los únicos madrileños que conozco que fueran en metro a sus respectivos lugares son los joaquines Legina y Sabina. También es verdad que Fidalgo es de León.


¡Ah, sí! Esperáis la respuesta... Pues como sindicalista educado, no me ha dicho nada. Se me ha quedado mirando, simplemente, con gesto compungido pero sin bajar el móvil de la oreja (en efecto le interrumpí mientras hablaba, ya veis que me he comportado como un completo español hoy). Ha sido en la primera de las dos escaleras mecánicas que conducían a las plataformas. La segunda José María no la ha bajado, quizá acordándose del estacazo de 2003 (el decretazo es de 2002).

Cuando he llegado a casa me he acordado de dos cosas; primero, que Fidalgo lleva un mes fuera de C.C.O.O, pues ya le ha sustituido Toxo. Segundo, que me he quedado bastante corto en mi increpación.

5 comentarios:

Mercedes dijo...

...Un español de hoy no le habría hecho esa pregunta; simplemente, le habría pedido un autógrafo.

El pueblo es así...Porrrca miseria!

Muamua!

Falete dijo...

cuánta razón, merceditas, cuánta razón!!!
muamuaaaa

Bayadère dijo...

Yo nunca me encuentro a nadie conocidoooooooo... jopetas!!!

Bayadère dijo...

Ains, si me acabo de acordar que mientras trabajé en el restaurante, algún día vino Aitor Ocio a comer, pero ni lo tengo en cuenta porque odio el fútbol y creo que él es bastante estúpido. Así que no lo tengo en cuenta...

Anónimo dijo...

TU A QUIEN VAS A INCREPAR SI ERES UN PARGUELA