viernes, 14 de agosto de 2009

EL DINERO Y LA FELICIDAD


En las conversaciones profundas, cuando el alcohol hace mella en el cuerpo de dos interlocutores lacónicos y la luna brilla para encender la parte más romántica de cada uno, la sentencia siempre es firme: 'el dinero no da la felicidad...'. Y si el otro tiene las suficientes ganas de seguir con una velada que gire en torno a todos los males del Mundo -regido por don Dinero-, entonces suele apostillar: '...pero ayuda'.
Lo cierto es que el pasado miércoles, a punto de salir de Polonia, donde he hecho mi segunda escala veraniega, he comprobado por mí mismo el grave riesgo que conlleva tener un dinero encima que no necesitas. ¿Alguien conoce el Zloti? Es la moneda nacional polaca. Pues bien, 4 zlotis equivalen a un euro. Mi madre y yo poseíamos todavía 80 zlotis y el avión salía en escasos minutos. Ni en las perfumerías por desinterés, ni en los delicatessen por falta de hambre, ni en las tiendas de souvenirs por aburrimiento, ni en las librerías por carencia de oferta sabía uno cómo gastar esos 80 zlotis del demonio, y me refiero a gastarlos de manera que en mi bolsillo no quedara ni una sola moneda que me molestara de vuelta a España, en esos asientos del avión tan arrejuntados que tienes que entrar con efecto.
Pero hoy he ido al banco a cambiar euros por dólares para un próximo viaje la semana que viene. En cuanto he recibido los fajos, hediondos de papel recién impreso y guardado en una caja fuerte del tamaño de una despensa, y en cuanto he visto esos billetes de 50 de nuevo diseño, con colores no sólo verdes sino también rojos, brillantes, radiactivos, sin perder detalle de las barbas de Ulysses S. Grant, entonces he imaginado que en vez de Caja Madrid estaba en algún banco humilde de algún pueblo pequeño de Estados Unidos, y entonces he dicho: soy feliz.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo tengo mucho dinero porque pertenezco al lobby del chopped que te quede claro

JMEC......... dijo...

SUERTE EN EL VIAJE,TODO SEA PORQUE EL DINERO SE VA COMO EL AGUA,LO CAMBIES POR LA MONEDA QUE QUIERAS.....SUERTE.....

González dijo...

Pásalo genial, lleva crema de mucha proteción y un gorrito para la cabeza... ¿Qué más? Disfruta, disfruta y disfruta, va a ser una experiencia única. Ten cuidado y sobre todo: sé requete feliz!!

Un besazo y buen viaje!!!

César B. dijo...

Salud y República, amigo Falete:
Que sepas que yo, dinero, lo que se dice dinero no he tenido (ni tendré, me temo) en la puta vida. Así que entiendo perfectamente esa sensación de plenitud físico-psíquico-sexual al tener en la mano un sobado (o nuevecito) fajo de billetacos, por pocos que estos sean. Y si son del tío SAM, por lo de primera potencia y tal, pues como que más todavía.
Espero sinceramente que te marques un diario de viaje en condiciones (creo que te lo he dicho ya como seis mil veces) y que me/nos cuentes a la vuelta. Saludos al primo Fidel, al loro con las jineteras y con la inteligencia cubana, que es muy suya, bebe mojitos como si no costara y a pasarlo bien.

Bayadère dijo...

Jo, yo despidiéndome de mis vacaciones (ya ves que he vuelto) y tú todavía por ahí de parranda... qué envidiaaaa!! Y encima con unos billetitos en el bolsillo que... que alguien me diga a la cara que no nos hacen más felices!!! Ayyyy...
Que disfrutes mucho de tus jolidaisss!! jeje
Besos