sábado, 15 de mayo de 2010

EL TELÉFONO DE ZAPATERO

Si algo ha caracterizado a todos los presidentes de la Democracia es que no hablaban inglés. Aznar lo intentó, incluso lo logró, pero con la chuleta por delante y a un nivel poligonero. Esta semana, en la que Zapatero ''ha hablado por teléfono'' con Obama y Cameron, me ha surgido la duda de cómo se desarrollan exactamente esas charlas, dado que el nivel de español de unos es pobre y el inglés del otro, miserable.

''Obama telefonea a Zapatero y le urge a arreglar su política económica'', leo en un periódico. No contengo la risa. Me imagino a Obama, gritando como si estuviera jugando un partido de baloncesto, pidiéndole a Zapatero que reduzca el déficit. Y a nuestro presidente le oigo, con la mano temblándole: ''Hablo en español''.

Ayer habló con David Cameron, nuevo premier de Reino Unido. Dice la prensa que ya le había enviado un telegrama de felicitación el día de su nombramiento. ¿De verdad se lo había enviado él, sus 77 asesores o uno de sus muchos secretarios?

Propongo a los medios de comunicación que cambien su forma de contar el desarrollo de los protocolos presidenciales. Suena tan cursi, tan increíble, que no pega.

1 comentario:

Mercedes dijo...

Ja, ja, ja, eso mismo pensé yo! Es curioso: para ser una secretaria normal y corriente (sin ánimo de ofender, cuidado) con sueldo normal y corriente, te exigen inglés, francés, y si sabe algún otro idioma más por el mismo precio, miel sobre hojuelas. En cambio, para ser presidente del gobierno, con un "mí no entender" ya es suficiente. El mundo al revés.

Feliz domingo! Mua!