lunes, 8 de marzo de 2010

LA ÚLTIMA INMUNDICIA DE 'EL PAÍS'


Me dicen mis amigos y familiares que no critique tanto a los medios de comunicación, no vaya a quedarme sin opciones de trabajo en el futuro, sin puertas abiertas, pero les respondo que mi trabajo, precisamente, tiene que ser éste, criticar. Y lo de hoy ha sido apoteósico.
Varias páginas y columnas, ríos de tinta del diario de PRISA para criticar la manifestación contra el aborto del domingo en Madrid; concretamente, un artículo de J. Bedoya ha relacionado la protesta antiabortista con la necesidad del Vaticano de la purificación y recuperación de un cristianismo que está de capa caída en Europa, el continente que peor está, según Bedoya. Antes, en las páginas de Internacional, me encuentro atónito con un breve (noticia de una sóla columna al margen de la página) que anuncia la muerte de 100 cristianos en Nigeria, todos campesinos de una zona agrícola atacada por una horda de ganaderos musulmanes. El diario ABC ha ampliado la cuantía de víctimas a 500.
Otro de los artículos del día era de Enrique Gil Calvo, que decía entre otras cosas que España no está tan mal en cuanto a que, pese a su crisis política y económica, aún se siguen cumpliendo las reglas del juego. No sé si se refería al juego del ahorcado o al twister, pero en este parque de atracciones, a mi parecer, ya no quedan más billetes. Hay que empezar a echar a la gentuza.

1 comentario:

Mercedes dijo...

Falete, que nos vamos a quedar solos como saquemos el aspirador para hacer una buena limpieza...!
Siempre pienso que es más fácil (más cobarde quizás, pero práctico) largarse a otro país, algo que no descarto...Aquí poca cosa se puede hacer...

Besos no pesimistas!! (aunque lo parezca)