martes, 22 de junio de 2010

QUIEN FUE A MADRID...

... la [silla] recuperó allí. Es la continuación de una saga metafórica interesante y acertada: quien fue a Sevilla perdió su silla. Con esa mentalidad me vine a Madrid en 2007: recuperar cierto tiempo perdido, sabiendo que la carrera la debería haber empezado en la capital desde un principio, en 2006, y no al año siguiente, por la vía lenta del traslado de expediente.

Ahora estoy feliz, porque todas esas asignaturas que no me convalidaron ya están aprobadas, y me enfrento al Erasmus de Alemania limpio, con tan sólo quinto para acabar. Pero quién me iba a decir que la silla la he perdido aquí, que esta ciudad es la matriz de todos los descalabros. Para dos sillas a las que me he lanzado, siempre he acabado en el suelo. Una porque le faltaba una pata, la otra porque, de tantas patas, daba saltitos de huída.

3 comentarios:

Mercedes dijo...

¡...Pues con vaya sillas has ido a dar...!

Quién sabe si en Alemania encuentras "ein Stuhl" en condiciones! :-)

Muchos besitos!!

Miguel Pérez Martín dijo...

he de admitir que el nuevo aspecto de tu blog me desconcierta, este color pastel tan empalagoso... pero si lo has hecho para ligar, perdonado quedas... ya verás como en Alemania hay alguna silla buena con la que quedarse. :D

Marcelo Camus dijo...

falete a ver si te ligas una alemana wenorra y la lias alli nos vemos wili
ahora voy y descubro tu blog :)