lunes, 16 de junio de 2008

LOS CAPRICHOS DEL DESTINO

Por si no se ve bien el mapa, que el bienvenido lector lo guarde y abra para la comprensión, o que le ponga imaginación, lo que le resulte más cómodo.

La red de líneas moradas representa el recorrido vital de una santanderina joven, prototipo de 'españolita' viajera por el mundo, un mundo que se reduce a unos lugares privilegiados de España -Serranía de Cuenca, Madrid, Castilla y León- más otros países de Europa -Italia, Francia y Reino Unido, básicamente-. La red de líneas rojas simboliza la vida de un irlandés recién titulado en Comercio Internacional, que inicia su singladura por el mundo de la globalización viajando a países del África Central y recorriéndose las principales ciudades de la coste Este americana, a la sazón núcleos primarios del comercio y las finanzas de Estados Unidos.

Ambos personajes son inventados, claro está, y mi trabajito me ha costado seleccionarlos. Lo que significa este estúpido ejercicio, lo que nos quiere mostrar, es que irremediablemente tenemos que deslizarnos, en nuestra tabla de surf que llamamos vida, entre dos dogmas: bien existe el destino -voluntario, divino ó casual-, bien el mundo es un pañuelo. Dado que el mapa, querido lector, ha tardado en abrirse -sé que has acabado pinchando sobre él y te has dado cuenta, a la postre, de que nuestro mundo no es un pañuelo, sino un mantel de mesa presidencial-, la segunda opción queda descartada sine die. Tenemos que creer en el destino, por tanto, y sus caprichos.

Casi todos los que me leeis, estimados míos, sois unos puretas. Ojo, esto va con cariño. Algunos tenéis novia o aventura, otros estáis felizmente casados, los habrá casados a secas, y el resto directamente a secas, como yo. Pero comprenderéis que habéis tenido un destino que os ha colocado donde estáis. Conocéis a gente que, especialmente en vuestro círculo de amigos, vive muy próximamente a vosotros. Creedme, si os gusta esta gente, agradecedlo.

Esto lo digo porque las dos líneas de arriba han querido coincidir, bajo mi creatividad, en el aeropuerto de Heathrow. La santanderina con una edad, el irlandés, algo mayor, con otra. Vuestras vidas, vuestros cuerpos, han dado a parar con otras personas a las que queréis, pero que algún día no tuvieron nada que ver con vosotros. Tenéis que aprovechar que vuestra línea se cruzó alguna vez con vuestros seres queridos. Habéis nacido en una ciudad que confío, os gusta, pero nunca os habéis parado a pensar qué hubiera sido de vosotros si vuestra pareja no hubiera nacido en vuestra ciudad, Barcelona, Sevilla, Dublín... qué hubiera sido de vosotros si vuestros padres no hubieran cruzado sus líneas alguna vez (en esto los Borbones pueden dormir tranquilos)... qué hubiera sido de vuestra identidad si aquél político o filósofo que os la patrocinó no se hubiera cruzado con un pez gordo en alguno de sus viajes, un pez que le diera la posibilidad de dar nombre a vuestra tierra, a vuestros hijos...

Es curioso, quizá pedante, que a veces sienta un amor profundo hacia mi futura mujer sin haberla visto siquiera, simplemente porque confíe en que un destino aleatorio me aguarda en días, meses o años venideros, mientras yo esté tirado en una playa de Tánger mirando al Norte y en verdad vea el Sur, el Sur de una España que me espera siempre de vuelta. ¿Por qué tragar con la dicotomía Norte-Sur, Riqueza-Pobreza? En ese estrecho que me encanta el alma no caben aforismos ni dicotomías, las corrientes de poniente se llevan las más conocidas aproximaciones científicas.

Y en esa playa, tirado, sigo mirando España, pero quizá mi futuro se encuentre detrás, en el Paseo Marítimo, mirando mi espalda con pena por pensar que ya podría haber aparecido en estos tiempos y que sin embargo, recibe órdenes superiores, órdenes de la Virgen Coincidencia, que le dice ''van a tener que ser unos años más los que espere, Futuro... es duro''.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Guay! XS

Anónimo dijo...

falete vente pa sevilla que estas como una puta cabra

Falete dijo...

jajajajajjaja viçen, ¡no podia ser otro!

alotmo dijo...

Pues sí, he tenido suerte y por eso me gusta su forma de ser y de quererme.
La cantidad de ignorantes en la red es proporcional a la cantidad de idiotas que hay en el mundo real, pero hay que añadirle que el anonimato les hace crecerse en su estupidez.
Una de mis frases más repetidas es: "la gente es imbécil".
NO dejes de hablar de política porque si no, siempre hablan los mismos...

Vicente dijo...

Falete q yo no he comentao nada ehh?? Vemos tio, espero su entrevista.

Anónimo dijo...

y no te has parado a pensar que puede que el agua que te moja en los dias de lluvia sea la misma que algun día resbaló por las mejillas de la persona que puede pronto o no tan pronto se cruzara en tu camino?

en este caso los pañuelos son un estorbo, no crees? =)

Falete dijo...

Hombre, los pañuelos siempre son necesarios, quién te asegura a tí que la lluvia no sea ácida...

Lo que no son un estorbo para nada, es el no llevar paraguas. De hecho, yo nunca llevo.

Y más que la lluvia, a mí me pone mirar la luna y que otro la esté pudiendo ver desde otro sitio. Y quien dice luna dice sol. Creo que dice mucho de las hormiguitas que somos.

Gracias por pasarte!

Anónimo dijo...

lo de la luna y el sol... es un ejemplo que se puede aplicar a miles, millones de personas... salvo que seas prisionero de alcatraz y te sea imposible ver las estrellas y el cosmos en si... el agua de lluvia simpre esta renovandose y la posibilidad de que moje 2 veces a la misma persona y que sea esa la que se cruce en tu camino es mas reduciada!! no?

Falete dijo...

La misma?? ja! es más probable que el agua que cae sea de meado a que vaya a tocar o haya tocado a un ser que estará en tu vida futura.

Sabías que Alcatraz está a 6km de San Francisco, distancia justita para que los presos se volvieran locos con el sonido ocioso de la ciudad de noche? Creo que los pobres sí tuvieron posibilidad de ver la luna y saber que otros en libertad podían mirarla al mismo tiempo...

es un sentimiento impresionante.

Anónimo dijo...

el ciclo del agua es sabio... lo mismo no todo lo bueno es lo que une a la gente!!
en verdad crees que verian la luna... quiero pensar que si...